viernes, 27 de diciembre de 2013

Compras online y regalos personalizados: nuevas tendencias en Navidad

Los regalos personalizados son una opción muy recurrente en estas fechas

Comprar los regalos de Navidad constituye una tarea complicada, y a veces queremos eludirla hasta el punto en que nos damos cuenta de que la hemos eludido demasiado. Es más, tan sólo quedan 2 días para Navidad y Reyes Magos, y todavía estamos sin nada. Las compras navideñas eran antes toda una odisea recorriendo tiendas y centros comerciales, tráfico y demás estrés. Las nuevas tecnologías han acabado en parte con esto, y es que ahora la compra de los regalos está a un solo click, un toque de tu dedo en la pantalla.

El consumo de productos online ha aumentado y según datos arrojados por varias encuestas, el 12% de los españoles estarán haciendo a estas horas todas las compras navideñas a través de la red. Las empresas son conscientes de ello y trabajan mucho en este sector para mejorar la experiencia del usuario al máximo. Una apuesta empresarial avalada por las facilidades que ofrece al usuario y que produce en el mismo unos niveles de satisfacción de compra muy altos. En contra de lo que muchos creen, la red simplifica tremendamente el proceso.


Entre los regalos más populares están la ropa, el calzado y los complementos. Así, los catálogos virtuales de tiendas como Zara, Mango, Stradivarius, Springfield y otras marcas arrasan en visitas y sobre todo en ventas directas.

Sin embargo, muchas personas optan por hacer un regalo especial en estas fechas. La opción más recomendada en estos casos son los regalos personalizados. Ese regalo que lleve consigo algo distintivo y totalmente identificable con el agasajado. Un reconocimiento de lo mucho que le aprecias y le conoces.

Nuestros terminales están especializados en este tipo de regalos: fotos, flores, elementos de decoración, gadgets... una amplia gama de obsequios al alcance. Muchos son los pequeños negocios que han incluido estas máquinas para agilizar sus ventas y poder dar cobertura a toda su clientela, sobre todo en estas fechas. Agilidad, facilidad y previsión para vendedor y usuario. En un futuro donde cada vez más se compra a través de Internet, quedarse a tras no es una opción para los pequeños establecimientos.